Conejo blanco

¿Te gustaría tener un conejo blanco? Pues si es así, es muy importante que sepas que son varias las razas que cuentan con un pelaje de ese color, aunque todas ellas se caracterizan por ser dóciles, dulces y con la capacidad de conquistar nuestros corazones en cuestión de pocos minutos.

Pero no te preocupes: a continuación te vamos a decir cuáles son esas razas y, además, te ofreceremos una serie de consejos para que sepas cómo cuidar correctamente al nuevo miembro peludo de tu familia.

Razas de conejo blanco

Conejo de Nueva Zelanda

Imagen – pets4homes.co.uk

Al contrario de lo que pueda parecer, este animal es originario de América, y no de Nueva Zelanda. Aparecieron por primera vez en el continente americano en 1917, y fueron importados a Gran Bretaña hacia el 1945. Su pelaje puede ser distintos colores, entre los que se encuentra el blanco puro.

Pesa alrededor de 6kg, y posee unas patas delanteras cortas y unas traseras que son grandes. Su cuerpo es robusto, musculoso, y sus orejas largas.

Tienes más información sobre él aquí.

Conejo blanco de Hotot

Esta preciosa raza es la de un conejo que se desarrolló en Francia, concretamente en Hotot-en-Auge (Normandía) a principios del siglo XX. A partir de entonces se extendió por todo el Viejo Continente, llegando a Norteamérica en la década de 1920. Su pelaje es blanco puro, con bandas negras alrededor de los ojos.

El cuerpo es compacto, algo redondeado y grueso, con un peso que ronda entre los 3,6 y los 5kg, siendo los machos más grandes que las hembras.

Conejo blanco de Florida

Imagen – Myrabbit.org

Este es un peludo que apareció en 1967, de la mano del juez Orville Milen de ARBA (Asociación Americana de Conejos). Él quería conseguir un conejo que fuese pequeño para usarlo en el laboratorio y, también, para proporcionar carne.

En lo referente a características físicas lo consiguió: es un conejo que pesa entre los 0,90 y los 2,72kg, con unas orejas que miden 2cm.

Tienes más información sobre él aquí.

Comportamiento

Por lo general, el carácter del conejo blanco, independientemente de la raza a la que pertenezca, es dócil, sociable y curioso. Aunque por supuesto, puede haber excepciones: peludos que son más tímidos, a los que les cuesta más disfrutar de la compañía de la familia. Pero eso son problemas pequeños que se solucionan con paciencia, cariño, y con unas cuantas zanahorias como premio. 😉

¿Cuáles son sus cuidados?

Jaula

Es una de las cosas más importantes que hay que comprar, ya que debe usarla como lugar de descanso y también para poder comer tranquilo. Puede ser de mediana, pero recomendamos que sea grande puesto que así tendrá más libertad de movimientos. De todas formas, no debemos tenerlo todo el día encerrado, pues de hacerlo lo único que conseguiremos es que se entristezca y tenga comportamientos indeseados, como morder los barrotes con fuerza o dejar de comer.

Asimismo, debemos de limpiarla a fondo una vez por semana, con agua y unas gotas de lavavajillas. Retiramos toda la espuma, secamos bien y la volvemos a rellenar con un lecho para conejos.

Alimentación

Para que pueda crecer bien es necesario que le demos heno mezclado con verduras frescas, además de pienso específico de alta calidad. A modo de premio también le podemos dar dos veces por semana fruta fresca; así tendrá una dieta más equilibrada y saludable.

Pelaje

Será suficiente con peinarlo una vez al día. No es necesario bañarlo, ya que dedica buena parte de su tiempo a asearse, pero si vemos que se ha ensuciado mucho podremos pasarle una toalla pequeña o un trapo humedecido con agua templada, y secarlo con una toalla o trapo seco.

Uñas y dientes

Estas dos partes del cuerpo están creciendo durante toda la vida del conejo, de modo que para evitar problemas lo llevaremos al veterinario para que nos enseñe, al menos la primera vez, cómo cortárselas sin hacerle daño y le daremos una madera para roer que encontraremos a la venta en tiendas de animales.

Salud

En principio, si se le da una comida de alta calidad y se permite que haga más vida fuera de la jaula que dentro de ella, conviviendo con la familia, su salud no tiene por qué empeorar. Ahora bien, siempre que sospechemos que no se encuentra bien; es decir, que se acicala demasiado llegando a tener zonas sin pelo, que ha dejado de comer y/o de beber, o que tiene cualquier síntoma que nos preocupe, lo deberemos de llevar al veterinario lo antes posible para que lo examine y lo trate.

¿Dónde comprar?

Podemos conseguir nuestro conejo blanco en cualquier tienda de animales por un precio de unos 20 euros, pero aconsejamos visitar alguna asociación protectora de conejos porque es muy posible que tengan más de uno en adopción.

¿Qué te ha parecido el conejo blanco? ¿Te animas a convivir durante una media de diez años con uno? Si la respuesta es que sí, ¡enhorabuena! Seguro que ambos vais a ser muy felices 🙂 .


Categorías

Razas de conejos

Me encantan los animales peludos que tienen una dulce mirada. Los conejos no son una excepción. Ellos pueden ser unos increíbles compañeros tal y como podrás ir descubriendo en este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.