Conejo blanco de Florida, un peludito adorable

Imagen – Myrabbit.org

¿Te gustan los conejos blancos? Pues el de Florida, conocido en inglés como Florida White, es uno de los más entrañables. Aunque tiene un pasado un poco oscuro, hoy día se ha convertido en un apreciado animal de compañía.

Su orejas y su mirada son muy dulces, tanto es así que es más que probable que no puedas resistirte a él. Bueno, a él y a la particular forma de caminar que tienen estos peluditos. Así que, mientras te vas pensando si ir o no a una tienda o a un refugio de animales, continúa leyendo para saberlo todo sobre el conejo blanco de Florida.

Origen e historia

Imagen – Hautzenroeder.com

El conejo blanco de Florida es un animal que fue creado por el juez de ARBA (Asociación Americana de Conejos) Orville Milen en 1967. Él cruzó un albino holandés, un albino polaco y un blanco de Nueva Zelanda. A través de la selección de ejemplares y de la cría obtuvo conejos de tamaño compacto.

Y lo hizo para conseguir un animal más pequeño para poder usarlo en el laboratorio y proporcionar carne. Usos que en este blog no hablaremos, pues nos interesa verlo como animal de compañía, no para experimentos ni para consumo.

Características físicas

Tiene un cuerpo compacto, con huesos pequeños, cuello corto y cabeza pequeña. Sus orejas miden unos 2cm, y tiene un pelaje corto de color blanco. Su peso se sitúa entre los 0,90 y los 2’721kg. Tiene una esperanza de vida de 5 a 8 años.

¿Cuáles son las diferencias entre el conejo blanco de Florida y el conejo de Nueza Zelanda?

Ambos animales son similares a simple vista, pero hay algunas diferencias importantes:

  • Peso: el conejo blanco de Florida pesa un máximo de 2’721kg como hemos visto, mientras que el de Nueva Zelanda es de 4’535g.
  • Color: el de Florida es un conejo albino, pero el de Nueva Zelanda puede ser rojo, negro, blanco con otro color, y blanco.
  • Cuerpo: el blanco de Florida tiene muslos, pecho y espalda igual que el de Nueva Zelanda, pero no es tan pesado.

Comportamiento

El conejo blanco de Florida es dócil, tranquilo y bondadoso. Es un peludo que se hace querer; de hecho, no sería raro que hasta los niños disfrutaran de tenerlo en casa. Eso sí, es muy importante explicarles que tienen que cogerlo con mucho cuidado puesto que esto no es fácil debido a su pequeño tamaño.

¿Cuáles son sus cuidados?

Jaula

La jaula puede ser mediana, pero cuanto más grande sea mejor ya que así tendrá más espacio para poder correr. Así y todo, si se le da la oportunidad de estar fuera de ella, siempre dentro de la vivienda, va a ser mucho más feliz.

Alimentación

El conejo blanco de Florida, al igual que todos los conejos, es herbívoro. Hay que darle heno mezclado con verduras frescas y pienso de alta calidad. Además, también se le puede dar fruta fresca dos veces por semana.

Pelaje

Al tenerlo corto, bastará con cepillarlo una vez al día. No es necesario bañarlo.

Uñas y dientes

Las uñas y los dientes del conejo crecen durante toda la vida, por eso es necesario que le acostumbremos a la rutina del corte de uñas y a masticar maderas para roer que venden en las tiendas de animales.

Con respecto a las uñas, la primera vez es importante que se las corte un veterinario, ya que así sabrás por dónde cortar (nunca por la parte rosada).

¿Dónde comprar?

Imagen – Imgur.com

Se puede comprar en cualquier tienda de animales. El precio es de unos 20 euros. También puedes echar un vistazo en los refugios de animales, por si hubiera alguno en adopción.

¿Qué te ha parecido el conejo blanco de Florida? ¿Habías oído hablar de él? Esperamos que te hayamos podido a decidir si tener o no uno, y en caso de vayas a tener un nuevo miembro en la familia solo nos queda darte la enhorabuena. Seguro que pasaréis grandes momentos juntos. 🙂


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.