Categorías: Razas de conejos

¿Te gustaría tener un conejo blanco? Pues si es así, es muy importante que sepas que son varias las razas que cuentan con un pelaje de ese color, aunque todas ellas se caracterizan por ser dóciles, dulces y con la capacidad de conquistar nuestros corazones en cuestión de pocos minutos.

Pero no te preocupes: a continuación te vamos a decir cuáles son esas razas y, además, te ofreceremos una serie de consejos para que sepas cómo cuidar correctamente al nuevo miembro peludo de tu familia.

Categorías: Razas de conejos

Imagen – pets4homes.co.uk

¿Te gustan los conejos que puedes coger con una mano? Si es así, seguro que te encantará el mini lion lop. No solo es pequeño, sino que además tiene una carita muy dulce y un pelo tan suave que no podrás dejar de acariciar.

Así que si quieres conocerlo en profundidad, a continuación te explicaré todo lo que debes saber sobre esta maravillosa raza.

Categorías: Razas de conejos

El conejo Fauve de Bourgogne es un peludo que fácilmente querrás tener en casa, dándole mimos todo el día. Es un animal muy dulce, con una mirada que enamora y un carácter agradable. Además, sus cuidados no son complicados, por lo que disfrutar de su compañía durante varios años es sencillo.

Si andas pensando en adquirir a un conejo pero todavía no tienes claro cuál, en este artículo te hablaré del Fauve de Bourgogne. Te adelanto que no te dejará indiferente 😉 .

Categorías: Razas de conejos

El conejo de la raza mini lop es una monada. Es pequeño, pero tiene tantas ganas de jugar y pasárselo bien que convivir con él será toda una experiencia. Además, no es difícil de cuidar, ya que hay que decir que es inteligente. De hecho, se le puede enseñar algunos trucos con la ayuda de golosinas y cariño.

Así que si andas buscando un peludito con el que compartir varios años de tu vida, deja que te presente al mini lop. 🙂

Categorías: Razas de conejos

Los conejos Holland Lop son unos peludos encantadores y muy, muy bonitos. Poseen una mirada muy dulce, de esas que te enternecen el corazón y te hace que tengas ganas de acariciarles. Además, son del tamaño perfecto para que tanto niños como mayores puedan sostenerlo un rato sin cansarse.

Por si fuera poco, su carácter es muy tierno. Disfrutan con las caricias, pero también explorando su entorno con curiosidad. ¿Te animas a conocerlos?