Conejo azul de Viena

El conejo azul de Viena tiene un tamaño grande

El conejo azul de Viena es un animal precioso y fácil de mantener. Además, tiene un peso ideal para que pueda convivir sin problemas con los niños e incluso con otras mascotas como perros y gatos pequeños.

Si estás pensando en introducir un nuevo miembro peludo a tu familia y te encantan los conejos dóciles y simpáticos, aquí tienes la ficha del azul de Viena.

Origen e historia

El conejo azul de Viena es un animal muy simpático

El conejo azul de Viena es originario de Austria. En el siglo 19 se cruzaron gigantes azules y belgas, y como resultado se consiguió un animal de tamaño mediano-grande con un precioso pelo azulado puro. A finales de la década de 1970 se introdujeron en la antigua URSS para comercializarse por su piel y carne.

Hoy día es una raza reconocida por la ARBA.

Características físicas del conejo azul de Viena

Es un animal que pesa entre los 4 y los 5kg, pudiendo llegar hasta los 7kg. Tiene un cuerpo robusto y musculoso, protegido por una capa de pelo de color azul puro. Las orejas son de tamaño medio (unos 12-16cm) y rectas, y sus patas son robustas.

Su esperanza de vida es de 15 a 20 años.

Comportamiento

El conejo azul de Viena es un animal dócil y simpático que disfrutará de las caricias, así como de explorar su hogar cada vez que tenga oportunidad. Por eso, es muy importante que viva en una vivienda segura, sin tensiones, ya que de lo contrario no podrá ser feliz.

¿Cuáles son los cuidados del conejo azul de Viena?

Jaula

La jaula puede ser mediana, pero cuanto más grande sea mejor ya que así tendrá más espacio para poder correr. Es importante que se la vayas limpiando regularmente, ya que no es bueno para su salud estar siempre en contacto con heces y orines. Lo ideal es limpiársela 2-3 veces por semana, dependiendo de la calidad del lecho que se haya comprado (si es de los que aglomera bien y rápido, no habrá necesidad de cambiarlo tan a menudo; en cambio, si es de los que no absorben demasiado, entonces esa limpieza tendrá que ser más frecuente).

De todas maneras, es mejor que haga más vida fuera de su jaula que dentro de ella, ya que por sus propias características es un animal que no se va a sentir demasiado a gusto viviendo encerrado. Si no puedes o no quieres tenerlo por toda la casa, compra un recinto para mascotas -lo venden en tiendas de animales- o hazle uno para que pueda estar en el jardín seguro. Eso sí, si optas por esta segunda opción, no lo dejes solo en ningún momento para evitar problemas, más que nada, por si hubiera posibles depredadores en la zona.

Alimentación

El conejo azul de Viena es un animal herbívoro, por eso es importante darle heno mezclado con verduras frescas y pienso de alta calidad. Además, también se le puede dar fruta fresca dos veces por semana. De esta manera, podrá disfrutar de una mejor salud, y de paso, también podrás aprovechar para fortalecer vuestra relación, acariciándole mientras come por ejemplo, o hablándole en un tono de voz suave y alegre.

Pelaje

Para mantenerle el pelaje libre de polvo, es muy recomendable cepillarlo a diario. Para ello puedes usar un cepillo específico para animales de pelo corto, o incluso un guante-cepillo. Eso sí, enséñaselo antes para que no le tenga miedo. De este modo, se sentirá mucho más tranquilo cuando le cepilles. Al terminar, dale algunas golosinas adecuadas para él mientras le dices lo bien que se ha portado.

No es necesario bañarlo, pero si un día se ensuciara en exceso, le puedes ayudar a asearse pasándole un trapo humedecido con agua templada y un peine.

Uñas y dientes

Tanto las uñas como los dientes de este animal están creciendo siempre. En la naturaleza esto no supone ningún problema, pero cuando se tiene en casa hay que cortarle las uñas y darle una madera para roer, ya que de lo contrario es probable que acabase teniendo muchas dificultades para hacer su vida diaria normal.

Con respecto a las uñas, la primera vez es importante que se las corte un veterinario, ya que así sabrás por dónde cortar (nunca por la parte rosada).

Salud

Siempre que sospeches que se encuentra mal de salud, por ejemplo, que tiene los ojos llorosos, estornuda y/o tose, o ha perdido el apetito, debes de llevarlo al veterinario lo antes posible. Además, también deberás llevarlo si ha tenido un accidente, o si ves que tiene problemas para caminar bien, ya que de no hacerlo su vida podría correr un serio peligro.

¿Dónde comprar?

Los conejos azul de Viena pueden ser muy sociables

Imagen – pets4homes.co.uk

El conejo azul de Viena se puede comprar en cualquier tienda de animales. El precio es de unos 20 euros. También puedes echar un vistazo en los refugios de animales, por si hubiera alguno en adopción.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.